Según los expertos, pasarán muchos años hasta que buena parte de los argentinos puedan observarlo en toda su plenitud el eclipso total de Sol previsto para el 2 de julio.

Aproximadamente las 17.30 de ese martes, el Sol desaparecerá por completo tras el disco lunar y por cerca de tres minutos se hará la noche por el eclipse que será notable en la Argentina, especialmente en una franja sobre la mitad del país.

Cuando la luna se interponga entre el Sol y la Tierra, su sombra oscurecerá de Oeste a Este el centro de San Juan, el sur de La Rioja, norte de San Luis, centro de Córdoba, sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires.

Lamentablemente, en Neuquén podrá observarse solo parcialmente, pero atención: los expertos aseguran que el 14 de diciembre de 2020 se producirá un nuevo eclipse y su camino está previsto sobre la Patagonia.