El Instituto Nacional de Zoonosis confirmó que dos murciélagos hallados en Villa La Angostura son portadores de rabia.

A fin de mayo último y en el marco del Programa de Vigilancia de Rabia Animal, dos murciélagos insectívoros (Tadarida brasiliensis) sospechosos de ser portadores del virus de la rabia fueron hallados en sendas viviendas de Villa Correntoso y en Barrio Puerto.

El Departamento de Zoonosis del Municipio envió los análisis al Instituto Nacional de Zoonosis Luis Pasteur que confirmó la sospecha: los animales eran portadores y transmisores del virus del género Lyssavirus, conocido por causar lo que comúnmente llamamos rabia.

La rabia transmitida por murciélagos es la segunda causa de mortalidad mundial por esa enfermedad, tras la transmitida por perros y cánidos en general, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La enfermedad se transmite por mordeduras, arañazos o lameduras de la piel lesionada por animales infectados que, en general, pasa de la saliva infectada de un huésped a un animal doméstico no infectado o accidentalmente al hombre.