“El viernes se produjo un desborde total y colapsó”, dijo Pedro Werefkin sobre la situación de la quinta celda del vertedero municipal, para explicar el cierre para el ingreso de basura que se efectuó ese día.

El titular de la empresa que opera el vertedero indicó que se llegó a esa situación por la “imprevisión del Municipio” para resolver el destino de la basura de San Martín con la suficiente antelación, ya que el gobierno local rechazó varias propuestas realizadas el año pasado por Werefkin SA.

Ahora, “ante la imprevisión del Municipio”, el empresario propuso depositar los residuos sólidos en el lado lateral de las celdas, entre la primera y la quinta, en lo que llamó un nuevo “empanadón” que serviría para dejar de volcarlos en lo que se calificó como “montaña de residuos que es la celda 5”.

En tal sentido, Werefkin anticipó que “va a ocurrir de nuevo lo que pasó el viernes pasado” si el gobierno encabezado por Brunilda Rebolledo no toma una decisión urgente sobre el tema, teniendo en cuenta que “nunca se termina de definir y acabamos colapsando”, concluyó por Radio Nacional.