Según trascendió en las últimas horas, en las próximas semanas podría aplicarse un aumento en la tarifa eléctrica para hacer frente a deudas que EPEN y CALF mantienen con Cammesa.

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), como se sabe, es la empresa que vende energía a las distribuidoras, para el caso neuquino, al Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), así como CALF, que a su vez la venden a consumidores finales.

El Ente y la Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios (CALF) mantienen una deuda de 500 millones de pesos con la mayorista y para hacer frente a esa deuda originada por facturas impagas, concretarían un aumento tarifario que afectaría todos los usuarios neuquinos.

Los mismos trascendidos indican que las cooperativas de la provincia se vienen negando a aplicar los sucesivos tarifazos ordenados por el Gobierno Nacional, lo que las ha llevado a acumular importantes deudas por facturas impagas con Cammesa.

Las cooperativas agrupadas en la Federación de Cooperativas Eléctricas de la Argentina advierten que las subas pasadas y las que vendrían agravarían su propia situación, ya que al aumentar las tarifas también baja la cobrabilidad, que del 97 por ciento en 2017 subió al 90 durante el año pasado.

Anuncios