Trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) volvieron a manifestar su preocupación por el ajuste en el organismo ejecutado por el Gobierno Nacional.

Como hicieran recientemente empleados de la agencia de extensión de San Martín de los Andes, que dependen de la Estación Experimental Bariloche, en esa ciudad rionegrina también expresaron su rechazo a las reducciones presupuestarias efectuadas desde Buenos Aires.

En ese sentido, recurrieron al Concejo Deliberante barilochense para pedir la solidaridad de los ediles, señalando que el ajuste implica reducción de personal profesional y administrativo a través de no cubrir puestos que quedan libres por jubilaciones, retiros, etc.

Pero, sobre todo, conlleva la caída de líneas de investigación y asistencia técnica vinculadas a pequeños y medianos productores agropecuarios en la región Patagonia Norte, que incluye Río Negro y Neuquén.

Anuncios