Por GUSTAVO H. MAYARES

El Centro de Investigación Periodística (CIPER) de Chile reveló documentación –que hasta ahora había permanecido oculta– sobre la íntima colaboración argentino-chilena con relación a un presunto “conflicto mapuche y subversivo” a ambos lados de los Andes.

Se trata de chats y acuerdos secretos entre Gendarmería Nacional y Carabineros que derivaron del posible asesinato de Santiago Maldonado, aunque la colaboración mutua por la misma temática se habría iniciado en 2012. Incluyen espionaje chileno en nuestro país a ciudadanos argentinos y de otras nacionalidades.

Reunión cumbre

Entre el 14 y el 16 de agosto de 2017 se realizó en Temuco una cumbre entre el comandante mayor Jorge Antonio Domínguez, director de Inteligencia Criminal de Gendarmería; el comandante Rafael Antonio Benz, jefe del Centro de Análisis de Inteligencia Criminal de esa fuerza argentina, y el mayor Patricio Marín Lazo, por Carabineros.

Según la minuta del encuentro a la que tuvo acceso el CIPER, se acordó el “intercambio de blancos de investigaciones en común vinculados al conflicto mapuche y subversivo; intercambio de sujetos con órdenes pendientes en ambos países, relativos al conflicto mapuche y subversivo”.

De acuerdo a esa minuta elaborada por Carabineros, Gendarmería concurrió al país trasandino para obtener información “sobre la violencia rural, conflicto mapuche y subversivo, para utilizar nuestra experiencia como herramienta en el tratamiento étnico de su país de forma permanente en el tiempo”, incluyendo colaboración mutua en el marco de la visita del papa Francisco y la cumbre del G20 del año siguiente.

Desaparición y muerte

Ya desde antes de esa reunión binacional, en la investigación de la desaparición de Maldonado participa desde un principio la UIOE: la Unidad de Inteligencia Operativa Especial creada a principios de 2017 por el Bruno Villalobos, jefe de Carabineros, específicamente espiar, investigar y vincular delitos atribuibles a mapuches chilenos… y argentinos.

De hecho, según la documentación que publica el CIPER, en los archivos de la UIOE aparecen documentos de la inteligencia argentina sobre los cruces fronterizos de Santiago Maldonado a Chile y a Uruguay e información sobre integrantes de su familia. En todo ello colaboró la Unidad de Inteligencia de Carabineros.

Espionaje ilegal

Pero el espionaje de la UIOE en la Argentina, con la venia de Gendarmería, no se limitó a Maldonado y su familia: los intercambios de información incluyen datos migratorios, financieros y familiares de 24 personas –entre ciudadanos argentinos, chilenos, mexicanos e italianos-, los que según la policía estarían vinculados a la “causa mapuche y subversiva”.

En diciembre de 2017, las fuerzas militarizadas de ambos países comparten un documento con coordenadas de distintos lugares de la provincia de Río Negro, específicamente de Bariloche, de donde se requiere la captura de redes wifi para que la UIOE pueda utilizar sus herramientas de espionaje.

Vale recordar que por estos casos de espionaje ilegal, en nuestro país hay abierta una causa judicial; como ocurre en Chile por las operaciones denominadas “Antorcha” y “Andes”, desarrolladas por Carabineros para montar operaciones de inteligencia destinadas a ‘probar’ vinculaciones entre la RAM argentina y la Coordinadora Arauco Malleco chilena y el supuesto tráfico de armas a través de la cordillera con fines “subversivos”.

Fuente: CIPER

Anuncios