“La tarifa se va a tener que tocar”, anunció el viceintendente Bruno Barbagelata, pese al aumento ya efectuado y al aporte mensual que hará el Municipio a la empresa Amancay SRL.

Recientemente, el Concejo Deliberante autorizó la entrega de un monto mensual de 320.000 pesos destinados a subsidiar la tarifa, pero al parecer “no alcanza” para mantener el servicio urbano en funcionamiento.

Cuando a principios de año se subió el boleto de 24 a 29 pesos, Transporte Amancay había pedido una tarifa de 55 pesos, y ahora, tras el aumento y con el subsidio, debería ser de 50, algo insostenible para el bolsillo del usuario.

“Lamentablemente, la tarifa se va a tener que tocar… Venimos con un atraso del 47 por ciento de acuerdo a la fórmula que indica la ordenanza”, indicó Barbagelata en entrevista con La Angostura Digital.