A fines de marzo, el Ministerio de Educación neuquino decidía el cierre de la Escuela Albergue 303 que funciona en Isla Victoria. Padres creen que se trató de una “desagradable maniobra”.

La resolución ministerial se producía luego de trascender graves denuncias por abusos en las que estaría involucrado el director del establecimiento, por lo que el directivo fue separado del cargo y se le inició sumario administrativo.

Pasadas varias semanas del hecho, la comunidad educativa solicita ahora que se reabra la escuela al tiempo que pidieron al intendente Guillermo Caruso que interceda con el pedido ante el gobierno del Neuquén.

Para varios padres y docentes, todo se trató de “una maniobra desagradable del Consejo Provincial de Educación con el único fin de cerrar la escuela” cuyo régimen es de diez días de permanencia en la isla del lago Nahuel Huapí y cinco días en sus hogares.