El Concejo Deliberante aprobó el nuevo Código de Procedimiento de Faltas que comenzará a regir desde el 1 de junio del corriente año.

Vale advertir que el nuevo Código se aplicará a los procedimientos en curso, salvo que se afecten los derechos y garantías constitucionales de los administrados, ya que “el paso de los años y el crecimiento de la ciudad hacen quedar obsoletas las normas procesales contenidas en la Ordenanza 100/81”.

Así se explicó desde el Concejo, teniendo en cuenta que “una serie de disposiciones contenidas en la ordenanza  de 1981 sean claramente inconstitucionales o bien excedan el ámbito de la jurisdicción administrativa”.

Ello porque “la incorporación a nuestra Carta Orgánica de los tratados internacionales de derechos humanos, las garantías constitucionales implícitas se han vuelto expresas y deber ser respetadas por todos los órganos del Estado en sus tres niveles de reparto de funciones”.

Según se asegura, el nuevo Código posee un lenguaje lo más llano posible a efectos de que el mismo pueda ser comprendido por cualquier persona, ello en pos de la transparencia y claridad normativa.