Esta semana, la UTA había anunciado medidas de fuerza para reclamar por cambios en recorridos y frecuencias de Expreso Los Andes. Sin embargo, un grupo de choferes anunció que no adherirán.

A través de un comunicado conocido el viernes, los trabajadores rechazaron la medida adoptada por la delegación local de la UTA al señalar que no fue decidida en asamblea ni fueron notificados formalmente por el gremio.

Los choferes ponen reparos en las características de las medidas –asambleas con retención de tareas de 6 a 9– ya que “nuestros compañeros del turno tarde” no están contemplados, indican en el comunicado.

Además señalan que muchos vecinos quedarían sin el servicio, de modo que los propios trabajadores quedarían expuestos frente al usuario una vez terminada la medida que, según afirman, “fue impuesta a nosotros y nos enteramos de la misma a través de los medios de comunicación”.

De esta manera se crea una situación confusa para la comunidad sanmartinense: hasta el momento no se sabe con certeza si habrá servicio el lunes por la mañana, ya que se desconoce si habrá choferes que acatarán la medida adoptada por su gremio.

Anuncios