“Todo tiene un final, todo termina”, dice Vox Dei en una de sus canciones más conocidas. Y al parecer la letra tiene razón porque los estertores estivales que se disfrutan van llegando a su fin.

Así lo anticipa la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los Ríos Limay, Neuquén y Negro, que pronostica desde el viernes una fuerte baja en las temperaturas mínimas en la región, con registros de hasta -4 grados para el fin de semana.

Con el ingreso de aire frío y húmedo por la noche de ese día, cuando descenderán las temperaturas, el organismo prevé para San Martín de los Andes máximas de entre 6 y 4 grados para sábado y domingo, y registros mínimos de -2 y -4 grados, respectivamente.

Desde el viernes también habrá tiempo inestable, con aumento de los vientos y ráfagas de hasta 70 kilómetros y algunas lluvias débiles desde el sábado, que podrán convertirse en neviscas también débiles en cotas altas.

En Junín de los Andes, en tanto, las mínimas serán un poco menos drásticas durante el fin de semana: 3 y 0 grados para sábado y domingo, respectivamente, con máximas de 10 grados durante el día, que el lunes se elevarían hasta 19 grados.