Se llevó a cabo el taller informativo en el que el gobierno provincial confirmó la recategorización de una zona del cerro Chapelco para habilitar un gigantesco proyecto inmobiliario.

En 2015 y a través de un decreto del entonces gobernador Jorge Sapag, la provincia vendía 140 hectáreas de bosque nativo en el Chapelco, donde la empresa Nieves del Chapelco SA –concesionaria del centro de esquí– construiría un megaemprendimiento inmobiliario.

La venta –que se mantuvo en secreto durante años– se hizo en la suma de 8.000 pesos la hectárea, y Diego Gallardo, responsable de Relaciones Institucionales de la empresa, explicaba entonces que el ridículo precio se debía a que se fijó “a valores fiscales” y no al que, como sería lógico, fijaba el mercado.

Pero como un emprendimiento de esa naturaleza violaba la Ley de Bosques, ya que incluye un barrio de hasta 2.400 camas –según se había adelantado–, debieron pasar casi cuatro años para que el gobierno del Neuquén tomara la decisión de liberar el camino a los empresarios: modificó los mapas de Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo.

Así lo hicieron saber los representantes del Ministerio de Producción e Industria, quienes presentaron los nuevos mapas durante el taller informativo que se llevó a cabo el martes en el Salón Municipal, donde se generó un intenso debate sobre el tema; debate que, por cierto, estuvo fuertemente custodiado por efectivos policiales.

En concreto, 70 de las 140 hectáreas adquiridas por Nieves de Chapelco fueron recategorizadas de amarillo a verde: de zona con protección media a zona liberada para cualquier tipo iniciativa inmobiliaria, incluso aquellas de alto impacto que agredan severamente el medio ambiente.

Finalmente y tras varias horas de polémica, el Ministerio como el Municipio firmaron el acta del taller donde aparece la cuestionada recategorización; la Asamblea Socio Ambiental de SMA lo hizo en disconformidad.

Anuncios