Según dispuso el Gobierno Nacional, abril arranca con un nuevo aumento en la tarifa de gas, que en este caso llega al 10 por ciento.

Pero este nuevo tarifazo no será el último del año: se prevén nuevos aumentos del 9,1 por ciento en mayo y del 7,5 por ciento en junio, mes en el que las boletas pasarán de ser bimestrales a mensuales.

Estas subas se aplicarán con la siguiente salvedad: entre junio y septiembre se pagará un 78 por ciento de la tarifa total y el 22 por ciento restante se facturará con las boletas de enero, febrero, marzo y abril del año próximo, con el consumo estival.

Con este “diferimiento estacional”, el Gobierno busca que los nuevos ajustes no impacten en el ánimo de los consumidores durante la campaña electoral y en las elecciones nacionales de octubre.