El ministro de Salud chubutense declaró como concluido el brote de hantavirus, al tiempo que lo calificó como “el más grave de la historia sanitaria” de la provincia.

Adrián Pizzi dijo que “la fecha también coincide con el cese del aislamiento selectivo obligatorio para los últimos doce pobladores de El Maitén que permanecen en situación de confinamiento”.

Esas personas son familiares y amigos que tomaron “contacto epidemiológico estrecho” con los dos casos positivos más recientes: el de una madre y su hija que se habían contagiado en un viaje a Epuyén y que ya fueron dadas de alta.

Con once muertes, 34 casos positivos y un centenar de pobladores en cuarentena, el brote de hantavirus declarado en Epuyén en noviembre pasado fue el más devastador que sufrió Chubut en toda su historia, como indicó el titular de la cartera sanitaria.