La proliferación de algas verdes en los ríos Chimehuín y Collón Cura está siendo estudiada por el Centro de Ecología Aplicada de Neuquén (CEAN), que busca precisar el origen del fenómeno.

La proliferación de estas algas se produce durante el verano, con “colonizaciones masivas o floraciones como consecuencia de un enriquecimiento y acumulación de nutrientes del curso de agua, principalmente de fósforo”, según explicaron desde el CEAN.

Además de la contaminación que producen las actividades humanas en esos cursos de agua, las floraciones son favorecidas por determinadas condiciones ambientales que se dan en la temporada estival, como alta disponibilidad de luz y el incremento de las temperaturas.

Técnicos del CEAN, Guardafaunas e investigadores de Conicet realizaron en el verano de 2018 relevamientos para caracterizar la floración e identificar a las especies, determinando que se trata de un alga filamentosa del género Cladophora, que no son tóxicas ni generan daños a la salud.