Luego de que el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro habilitara la eventual reelección de Alberto Weretilneck, el FPV presentó un amparo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y Cambiemos recurrió a los tribunales federales de la provincia.

En ambos casos, se busca frenar judicialmente la candidatura del gobernador, quien pretende ser reelegido por un nuevo mandato luego de completar el de Carlos Soria, asesinado en 2012 por lo que asumió el cargo vacante en tanto vice, y ser elegido en las elecciones de 2015.

En el amparo presentado ante la Corte por el FPV, caratulado “Frente para la Victoria contra Provincia de Río Negro”, se reclama “la intervención rápida para dar previsibilidad jurídica y claridad al cronograma electoral”.

El macrismo rionegrino, por su parte, presentó ante los tribunales federales de la provincia un recurso extraordinario, amenazando también con recurrir al tribunal supremo de la Nación si su reclamo no es atendido.

Como se dijo, el STJ de Río Negro había habilitado al gobernador a buscar la reelección en los comicios del 7 de abril, revocando así la inhabilitación fijada por el Tribunal Electoral y, por el momento, cerrando la polémica alrededor de su candidatura.