Como era de suponerse, el Presidente vuelve a aprovechar un fin de semana largo para alejarse de Buenos Aires y tomarse un descanso.

Mauricio Macri volvió a elegir San Martín de los Andes y el Chapelco Golf & Resort para refugiarse, donde durante cuatro días permanecerá junto a Juliana Awada y la hija de ambos, Antonia.

El mandatario y su familia llegaron cerca del mediodía de este sábado al aeropuerto de San Martín en el Learjet T-10, uno de los aviones de la flota presidencial.

Como se sabe, el mandatario inauguró el viernes el año legislativo con un discurso que reflejó su nerviosismo ante las evidentes contradicciones entre sus palabras y la realidad que sufre el país.