Desde hace días recorre las redes sociales el vídeo de un caño que da al Río Chimehuin y que larga lo que parece ser líquido verde. No es la primera vez, pero ahora medios nacionales dan cuenta del inquietante hecho.

Ese río es no solo un tesoro natural sino uno de los principales recursos turísticos de Junín de los Andes y de la región, ya que en él se concentra la pesca deportiva de la trucha, que alcanza fama mundial.

Por eso llama la atención que las autoridades municipales todavía no hayan actuado con relación a la eventual contaminación que produce el vertido del caño o al menos formulado una explicación sobre su existencia.

Anuncios