Un mangrullo de los utilizados por los guardavidas de San Martín de los Andes en la playa del centro, fue destruido por desconocidos, causando malestar entre los damnificados.

El vandálico hecho fue registrado el domingo por los propios servidores públicos, quienes lo divulgaron por las redes sociales y manifestaron su profundo malestar.