“El brote de hantavirus en la cordillera de Chubut está controlado”, afirmó este viernes el secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein.

El funcionario nacional participó en Bariloche de la entrega de equipamiento y de una ambulancia al Hospital Ramón Carrillo y reivindicó la tarea realizada para controlar el brote y “evitar una tragedia”.

“Se han tomado las medidas apropiadas entre Nación y las provincias de Chubut y de Río Negro”, indicó, tras lo cual planteó que “trabajando articuladamente y bien, las provincias y Nación, creo que hemos evitado una tragedia”.

La tragedia evitada –según palabras del funcionario de Macri– costó la vida de trece personas y decenas de infectados por el hantavirus, mientras varias familias de Epuyen siguen en estado de aislamiento.

Anuncios