La Cámara Civil de San Martín de los Andes confirmó la resolución de la jueza de primera instancia que prohíbe arrojar residuos en el predio de Alicurá, donde la provincia construye un vertedero regional.

A fines del mes pasado, la jueza Andrea Di Prinzio Valsagna fallaba a favor de una familia que dice ser la propietaria de ese predio y presentó una medida cautelar; al aceptarla, prohibió a la provincia del Neuquén seguir arrojando basura en el lugar.

Ahora, los jueces Alejandra Barroso y Pablo Furlotti ratificaron ese fallo y resolvieron que se realice un control mensual “por parte de la magistrada del juzgado de origen a fin de constatar el cumplimiento de la medida cautelar dispuesta y que las cápsulas que ya están acopiadas se encuentren debidamente controladas”.

Este nuevo fallo judicial complica aún más el proyecto de la provincia y del gobierno municipal para dar un destino final a la basura de San Martín fuera de la ciudad. Y, sobre todo, causa mayor preocupación y malestar entre los vecinos de Chacra 32 y 30, afectados por el vertedero municipal.