El inicio de clases en la Universidad Nacional del Comahue podría atrasarse por un paro docente ya que ADUNC rechazó el pago de una suma fija y exigió la convocatoria a negociaciones paritarias.

Desde el gremio explicaron que en enero se incorporó a los salarios una suma fija que representa un incremento del 5 por ciento y que la actual suma otro 4 por ciento, pero no se suman a los aportes jubilatorios ni tienen en cuenta la antigüedad.

ADUNC también indicó que esos aumentos no cubren la inflación de 2018, rayana en el 50 por ciento, por lo que reclaman un incremento del 20 y la reapertura de las negociaciones paritarias.

De no satisfacerse esas demandas, los docentes universitarios podrían realizar medidas de fuerza que paralizarán la actividad en la UNCo e impedirían el inicio normal del dictado de clases.