Luego del faltazo del viernes por parte del Ejecutivo municipal, se hizo una recorrida por las obras en la planta SIRVe, con el objeto de verificar si se está construyendo allí la planta de transferencia de residuos, cuestionada por los vecinos de Chacra 30 y 32.

Allí estuvieron numerosos vecinos damnificados, miembros del Municipio y del Concejo y de la Defensoría del Pueblo y el Ambiente, quienes recorrieron este lunes la planta SIRVe y pudieron verificar las obras en curso.

En el lugar, los vecinos presentes manifestaron sus dudas sobre las intenciones del municipio que conduce Brunilda Rebolledo con relación a la construcción de la planta de transferencia de residuos sólidos urbanos.

Como se recordará, los vecinos marcharon el viernes hasta el Concejo Deliberante, donde se suponía iba a llevarse a cabo una nueva reunión de la mesa de trabajo que analiza la temática de la planta de transferencia de residuos. Pero el Municipio no concurrió.