El gobierno de Río Negro está interviniendo para evitar que el museo paleontológico del Lago Gutiérrez, ubicado en Villa Los Coihues, se mude a España, como anunció su fundador esta semana.

Todo comenzó con la Municipalidad de Bariloche intimando a la institución para que se la habilite como comercio. El titular del Museo del Lago Gutiérrez ‘Dr. Rosendo Pascual’ respondió que el emprendimiento no se encuadra dentro de la actividad comercial.

El municipio local amenazó entonces con cerrar el lugar que alberga unas 11.000 piezas paleontológicas y geológicas de la Patagonia. Rodolfo Corsolini, responsable del museo, anunció entonces la realización de una muestra itinerante por las ciudades españolas de Murcia y Málaga.

Recién ahí intervino, al menos en lo discursivo, el gobierno de Río Negro a través de su secretario de Cultura, Ariel Ávalos, para quien “el acervo del Museo ‘Rosendo Pascual’ es patrimonio de todos los rionegrinos y tiene un valor invaluable para la cultura provincial”.

Ahora se anunció una reunión para la semana próxima en la que se verán las caras Corsolini y Ávalos y allí se encuentre “una solución al momento que vive la institución”, indicó el funcionario rionegrino.