Vecinos de Chacras 30 y 32 marcharon el viernes hasta el Concejo Deliberante, donde se suponía iba a llevarse a cabo una nueva reunión de la mesa de trabajo que analiza la temática de la planta de transferencia de residuos. Pero el Municipio no concurrió.

Un numeroso grupo de vecinos marchó por la mañana desde la rotonda de la YPF al Deliberante con banderas y consignas vinculadas a la compleja situación que atraviesan por la basura acumulada a pocos metros de sus viviendas. Pero al llegar al lugar de la reunión pactada, se encontraron con la sorpresa.

El Ejecutivo solo envió una nota a través del presidente del Concejo, Sergio Winkelman, alegando que nadie asistiría a la mesa de diálogo porque todos los funcionarios del área habían sido convocados a Alicurá por la jueza que lleva la causa del vertedero regional.

Tras la indignación y sin fecha para una nueva reunión de la mesa, se comunicó que el lunes a las 9 se hará una recorrida por las obras en la planta SIRVe, con el objeto de verificar si se está construyendo allí la planta de transferencia.