“El museo no se va a cerrar, se va a trasladar”, dijo Rodolfo Corsolini, director del Museo Paleontológico ‘Dr. Rosendo Pascual’, ubicado frente al Lago Gutiérrez y a pocos kilómetros de Bariloche.

Pero con el traslado, los visitantes deberán recorrer ahora miles de kilómetros, ya que el museo y sus tesoros, que supieron ser atracciones en la zona para locales y turistas, se mudarán a España.

Corsolini reunió el material paleontológico y geológico durante cuatro décadas en diversos puntos de nuestro país. Pero ahora deberá llevárselo a Europa porque en Bariloche quieren que pague habilitación como comercio.

“Me pidieron que ponga baños, extintores y otras reformas y lo hicimos, pero no estoy dispuesto a iniciar un trámite comercial por un lugar que no es un comercio… Un día me van a decir que es un cabaret y voy a tener que sacar los papeles como cabaret”, se quejaba hace unos días el hombre.

“Vamos a tomarnos dos o tres años sabáticos, hasta que la situación se solucione y esto cambie”, indicó Corsolini sobre el traslado de sus tesoros a España, como parte de una muestra itinerante.

Anuncios