Como estaba previsto, llegó a Lago Escondido la cuarta edición de la Marcha por la Soberanía, donde participantes fueron virtualmente atacados por la seguridad privada del magnate Joe Lewis.

Organizada por la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (FIPCA) y otros colectivos y organizaciones sociales, esta marcha busca difundir la problemática existente a partir de la apropiación del lago por parte de Lewis.

Cuando dos kayaks atravesaban el lago como parte de las actividades previstas, sus ocupantes fueron hostilizados y luego volcados por una lancha del magnate amigo de Macri; luego se los llevó a la orilla y fueron entregados a efectivos de la policía rionegrina.

De hecho, trascendió que la fuerza policial de la provincia, convocada por Lewis, protegió y bloqueó todas las tranqueras colocadas por el empresario norteamericano, que impiden el acceso público al lago.

Foto: Perfil