Miembros de la ONG Navetierra que levantaban en Villa Meliquina una “construcción sustentable” con residuos reciclados, abandonaron el lugar para dejar atrás “un montón de basura”, según denuncian los vecinos del lugar.

A principios de enero, un grupo de 30 personas instalaba sus carpas en Meliquina y comenzaba con la construcción de “viviendas sustentables” con materiales reciclados a partir de basura traída de afuera de la villa, lo que motivó la queja de los habitantes del lugar.

Finalmente y ante la polémica suscitada, la ONG decidió abandonar el proyecto pero sin antes subsanar el daño realizado: dejaron atrás “un basural a cielo abierto”, según comentó Miguel Pavez, miembro de la comisión vecinal de Meliquina.