El defensor adjunto del Pueblo y el Ambiente de San Martín de los Andes expresó su preocupación por el destino de los residuos urbanos de la ciudad luego de que una jueza neuquinina prohibiera que se arrojen en el vertedero regional de Alicurá.

Gonzalo Salaberry reconoció la “afectación ambiental” que denuncian vecinos de Chacra 32, donde está la planta SIRVe y se levantará la estación de transferencia, al señalar que “hay olores, hay voladura de residuos y al SIRVe lo están exigiendo demasiado”.

Gonzalo Salaberry por Radio Nacional

Por otro lado indicó que el 80 por ciento de los residuos que se vuelcan en el lugar son húmedos, orgánicos, cuando debieran ser solamente inorgánicos, según lo estipuló la Municipalidad al implementar el programa SIRVe.

“Si vos implementaste una medida y no está funcionando, tenés que volverla para atrás”, indicó Salaberry por Radio Nacional, sobre el programa SIRVe ideado e implementado desde el municipio conducido por Brunilda Rebolledo.

Anuncios