El vertedero regional de Alicurá parecía ser la solución al destino de los residuos urbanos de San Martín de los Andes y Villa La Angostura, pero un fallo judicial acaba de prohibir que se sigan llevando y volcando basura y residuos cloacales en ese lugar que había sido habilitado por el gobierno neuquino.

Es que la justicia falló a favor de un vecino que dice ser el propietario de ese predio y presentó una medida cautelar que fue aceptado por la jueza Andrea Di Prinzio Valsagna, quien este martes prohibió a la provincia del Neuquén seguir arrojando basura en el lugar.

“Disponer el inmediato cese de las actividades de volcado de residuos, prohibiéndosele a la provincia del Neuquén, que continúe con el vertido de residuos de cualquier índole en el inmueble”, señala en la resolución de la magistrada.

Para la jueza, “las obras que está realizando la provincia en el inmueble que poseen los actores distan de las descriptas por el Fiscal de Estado”, advirtiendo que no se observan “los presupuestos para que se desarrolle el relleno sanitario” sino más bien un basural a cielo abierto.