La secuencia, de apenas una semana de duración, fue más o menos así: un delincuente de Villa La Angostura –con varias condenas en su haber– quiso robar un auto y golpeó brutalmente al dueño, fue detenido pero quedó en libertad y volvió al lugar del hecho para amenazar a su víctima y a la familia.

El 20 de enero, el conocido delincuente ingresó al domicilio de un hombre de 60 años para robarle su vehículo; al ser descubierto por el dueño de casa, el sujeto lo golpeó brutalmente, fracturándole la nariz y un brazo. Solo la intervención de los hijos de la víctima evitó una tragedia.

Al rato llegó la policía y detuvo al delincuente, que sin embargo recuperó la libertad a los pocos días. El viernes pasado volvió a la vivienda donde había intentado robar, ubicada sobre Las Fucsias, y amenazó de muerte a la familia.

Finalmente, el mismo viernes el juez penal Nazareno Eulogio avaló el pedido de la fiscalía y acusó al hombre por tentativa de robo, agravado por haber provocado lesiones graves a la víctima, decretando prisión preventiva, por lo que fue nuevamente detenido.

El sujeto no es un principiante: en 2012 fue condenado a cuatro años de prisión efectiva por dos robos simples; en 2014 sumó otra por resistencia a la autoridad contra un guardiacárcel, y en 2016 tuvo una nueva condena por tenencia ilegal de arma de fuego.

Anuncios