Vecinos de Sauzal Bonito que mantenían el bloqueo de la Ruta 17 debido a la falta de respuestas oficiales ante la seguidilla de sismos producida esta semana, decidieron levantar la medida de protesta al ser atendidos por autoridades provinciales.

“Nos dijeron que la idea es trabajar en conjunto y dialogar, así que estamos conformes”, dijo una de las vecinas que se reunió el viernes por la tarde con Martín Giusti, subsecretario de Defensa Civil, y Osvaldo Llancafilo, subsecretario de Gobiernos Locales del Neuquén.

En concreto, los funcionarios informaron sobre el pedido realizado al Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres) para la instalación de sismógrafos en la zona y la intención de avanzar en la investigación de las causas de los temblores que desde hace al menos dos años azotan a localidades como Sauzal Bonito y Añelo.

La próxima semana se podría definir cuándo y dónde se instalarán los sismógrafos, antes habrá una reunión en Buenos Aires.

Jorge Lara, secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente del Neuquén

Los vecinos también lograron que se instale una nueva bomba de agua, ya que se había roto a raíz de los continuos sismos, que será instalada en los próximos días; mientras tanto, el EPAS hizo llegar bidones de agua y un camión que llenó los tanques de cada casa.

Simultáneamente, el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU) realizó un relevamiento de 106 viviendas de la localidad y registró quebraduras en casi todas, con tres viviendas “en estado crítico”.

Anuncios