Desde el fin de semana pasado se están haciendo los primeros envíos de basura al vertedero regional de Alicurá, como estaba previsto por la Municipalidad de San Martín de los Andes. No obstante, vecinos de Chacra 32 continúan con sus quejas por la acumulación de basura en la planta SIRVe.

Los envíos realizados por el Municipio incluyen los llamados “caramelos amarillos” de basura compactada y cientos de neumáticos viejos, pero en un lugar donde –según indicaron algunos observadores– todavía no se implementaron las medidas adecuadas de seguridad, como la colocación de la membrana.

Mientras tanto, representantes vecinales de Chacra 32 se reunieron el miércoles con concejales y funcionarios en la sede del Concejo, donde hicieron oír sus reclamos y, según trascendió, tendrían participación de contralor en la construcción de la planta de transferencia de basura hacia Alicurá que se lleva adelante en el barrio.

Anuncios