El fotoperiodista alemán Stefan Borghardt denunció haber sido golpeado por efectivos de la policía del Neuquén luego de que tomara fotografías del basurero a cielo abierto de la empresa Treater Neuquén SA, donde se depositan deshechos producidos por la extracción de petróleo en Vaca Muerta.

El fotógrafo de 28 años estaba haciendo tomas del lugar ubicado cerca de la localidad de Añelo (como la que encabeza esta nota), cuando fue interceptado por personal de seguridad de la empresa y luego trasladado en una camioneta a sede policial.

Fue en la Comisaría 10 de Añelo donde Borghardt denunció haber sufrido apremios ilegales como golpes, amedrentamientos, etc., por lo que tomó intervención la Justicia neuquina.

La denuncia, hecha pública a través de conferencia de prensa en Neuquén, llegó a la Embajada de Alemania, donde dijeron “estar estudiando los detalles de la situación” sufrida por Borghardt, quien permanecía en la Argentina luego de cubrir la frustrada final de la Copa Libertadores y el G20.