Las autoridades chilenas recomiendan a quienes visiten Chubut y Epuyén, en particular, usar mascarillas y lavarse “constantemente” las manos para evitar la llegada del hantavirus al país vecino. Medida que aplica especialmente a los habitantes de Palena, localidad ubicada a 250 kilómetros de donde se declaró el brote.

“No tenemos brote de hantavirus en Palena, por lo que decidimos establecer esta barrera sanitaria para evitar que se importen casos”, señaló Raúl Bastidas, de la Secretaría Regional Ministerial de Salud del vecino país.

Como se sabe, hasta el momento Chile tiene un solo caso declarado de hantavirus: una vecina de la mencionada localidad de Palena que se halla internada en Puerto Montt y que, según se determinó, tiene “nexo epidemiológico” con el brote de Epuyén. 

Anuncios