Vecinos de Chacra 32 convocaron a funcionarios municipales, concejales y candidatos para que ellos mismos constataran lo que se sufre en el barrio a raíz los inmundos olores y la basura que genera la planta SIRVe.

Con la ausencia de las autoridades municipales, la comitiva de ediles y candidatos pudo corroborar “los malos olores, las voladuras de bolsas, el polvo y el tránsito continuo de camiones producto de la actual operatoria de la planta”.

Al ingresar al predio, se constató una enorme cantidad de basura apilada a cielo abierto en la entrada del galpón ya que “el Gobierno Municipal duplicó la cantidad de residuos que envía a dicha instalación, pero no duplicó ni la cantidad de operarios, ni los turnos, ni mejoró los procesos, ocasionando que los residuos se encuentren a la intemperie más tiempo”.

Mediante un comunicado se informó que los candidatos a intendente Martín Rodríguez (Unidad Ciudadana) y Esteban Bosch (Cambiemos) fueron a la quinta celda y “corroboraron el colapso de la misma, donde no hay más espacio para disponer los residuos debido a las rocas y barros cloacales recientemente apilados en el camino de acceso”.

Basura, moscas, roedores y malos olores son alguna de las consecuencias  que enfrentan los vecinos de Chacra 32 y Cordones de Chapelco por “este desmanejo y falta de gestión”, concluye la declaración de prensa.