Después de 75 años de servicio a viajeros y turistas, este lunes cerrará definitivamente la estación de servicio del Automóvil Club Argentino de Confluencia Traful, dejando a sus trabajadores sin fuente laboral ni indemnizaciones, hasta donde saben.

“Somos ocho compañeros y nos estamos apoyando uno al otro para tratar de salir adelante”, expresó una empleada del lugar que llegó a ser un ícono en la zona y hasta una necesidad para quienes suelen pasar por allí desde o hacia Bariloche.

Según se supo, desde el viernes ya no reponían combustible en la estación de servicio que entraría “en construcción”, como dejaron trascender sus responsables, por lo que los automovilistas que pasaban fueron sorprendidos.