Por primera vez, el Municipio respondió a la advertencia que semanas atrás realizara la Cooperativa de Aguas y Servicios Públicos de SMA, sobre el eventual vuelco de residuos cloacales crudos al lago Lácar.

A través de una carta dirigida al titular la entidad, Roberto Arcagni, firmada por la intendenta Brunilda Rebolledo, la Municipalidad de San Martín de los Andes intima a la Cooperativa a rectificarse con relación a ese anuncio.

Como se sabe, la Cooperativa administra la planta de tratamiento de efluentes ubicada en la desembocadura del arroyo Pocahullo y advirtió que si no le proporcionan un lugar donde depositar los barros que se producen en el saneamiento, la planta dejará de funcionar el 31 y los residuos cloacales volcados crudos al lago.

En ese sentido, Rebolledo amenaza con denunciar ante la Justicia penal a los responsables de esa eventual situación, ya que provocaría “graves consecuencias sanitarias y económicas para nuestro pueblo”.

Finalmente y ya casi sobre el hecho consumado, la intendenta convoca a Arcagni a “discutir el tema el día 31 de diciembre” en su despacho del edificio municipal.

La carta de Rebolledo: