Durante toda la jornada del 24 la autobomba de los Bomberos Voluntarios de San Martín de los Andes recorrió los barrios de la ciudad con un simpático Papá Noel arrojando caramelos a chicas y chicos que, en muchos casos acompañados por sus padres, perseguían al vehículo durante cuadras.

Así, nadie o casi nadie se quedó sin sus caramelos, gracias a la campaña solidaria que llevó adelante la institución bomberil y que los permitió alcanzar y hasta superar el objetivo de los 1.500 kilos de caramelos para repartir.

Bomberos hizo pública una carta en la que manifiesta su agradecimiento: “Solo tenemos palabras de agradecimiento para todo San Martín de los Andes, vecinos, vecinas, comercios, empresa y entes públicos. No solo llegamos al objetivo de los 1.500 kilos de caramelos, sino que los hemos superado”.

Anuncios