Junín cuenta con una curiosidad navideña: la vivienda de María Angélica Negrita Pérez, dónde puede apreciarse un hermoso pesebre, adornos de diversas épocas y más de 8.000 luces. La casa está abierta al público y ubicada en Padre Milanesio 1060, de Barrio Lonquimay, pudiendo visitarse todos los días desde las 21 y hasta las 0.