Esquel es, sin lugar a dudas, uno de los lugares cordilleranos más lindos pero, al parecer, solo visto de paso por los viajeros chilenos; de modo que la Municipalidad ideó un programa para estimular las permanencias trasandinas: regalarles combustible.

En concreto, regala a cada turista chileno que arribe a esa ciudad por sus propios medios 50 litros “del combustible que el vehículo utilice”, con solo acreditar que permaneció al menos dos noches en un alojamiento habilitado.

Así lo indicó el secretario de Turismo de esa comuna chubutense, Mariano Riquelme, señalando que lo que se busca es retener a turistas que habitualmente pasan por Esquel hacia otros destinos más apetecibles, como Bariloche o San Martín de los Andes.

Así es el mecanismo, según explicó el funcionario: “El turista chileno con dos pernoctes en Esquel pide la factura en el hotel o alojamiento que haya elegido, pasa por la Secretaría de Turismo, chequeamos que los datos estén bien y habilitamos un vale para cargar combustible que consuma el auto en cualquier estación de servicio registrada”.

Anuncios