BREVE La aerolínea Lasa duró poco: apenas un mes haciendo vuelos, encontrándose ahora buscando inversores para evitar el colapso completo. Y sus trabajadores solo cobraron un salario completo y desde que se suspendieron las operaciones aéreas ya les adeudan dos. Además sufren suspensiones que la compañía comunica por Whatsapp, según denuncian los damnificados.

Anuncios