A principios de noviembre, la compañía ‘low cost’ LASA iniciaba sus operaciones con el vuelo 4505, con destino Neuquén-Bariloche, en lo que representaba la recuperación de esta ruta aérea para la provincia.

Según se informaba entonces, la “ruta circular” con base en la capital provincial incluía los siguientes destinos: San Martín de los Andes (Chapelco), Bariloche, Puerto Montt (Chile) y regreso. Además se adelantaba un ambicioso plan de expansión en vuelos de cabotaje.

Si embargo, sorpresivamente suspendió todos los vuelos programados y dejó de vender pasajes por al menos dos semanas, ya que “los números no cierran” y ahora negocian el ingreso de un “socio estratégico que tenga las espaldas como para seguir con las operaciones”, según explicó el gerente de la compañía, Juan Silenzi.

“Este modelo de negocios se creó con un dólar a 18 pesos y el 30 de agosto, con el vuelo de bautismo, salimos de Neuquén con el dólar a 27; una hora después aterrizamos en Santa Rosa con un valor de 35 y cuando llegamos a Mar del Plata estaba en 42”

Juan Silenzi