Finalmente, el gobernador del Neuquén firmó el decreto que reglamenta la ley 2.833, sancionada en 2012, que prohíbe la fabricación, venta y uso de la pirotecnia en todo el territorio provincial.

La norma que entró en vigencia prohíbe la utilización, tenencia, acopio, fabricación, exhibición y expendio de artificios de pirotecnia y cohetería, sean de venta libre o no y/o de fabricación autorizada.

No obstante, desde la Subsecretaría de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos se aclaró que su uso estará permitido en eventos públicos, previa autorización de cada municipio.