La Legislatura neuquina aprobó la ley que ordena la colocación de videocámaras en guarderías, jardines maternales y geriátricos de la provincia.

Se busca así prevenir situaciones de maltrato y abuso sobre los más vulnerables: chicos y ancianos.

Según se dijo en la sesión de la Cámara de Diputados, los establecimientos privados tendrán 180 días para adecuarse a la nueva norma, una vez que se reglamente.