11 preguntas para entender qué es el default controlado

11 preguntas para entender qué es el default controlado

Respuestas sencillas para comprender de qué estamos hablando cuando hablamos de default en el actual marco económico.

Por SOLANGE RIAL

¿Qué es el default controlado o default blando? Es una reestructuración anticipada y negociada para evitar la cesación de pagos.

¿Por qué Argentina entró en él? El país no pagó el vencimiento de bonos globales por 503 millones de dólares pero dentro de la prórroga hasta el 2 de junio, para negociar con los bonistas una reestructuración de deuda mucho más grande.

¿Cuáles son los bonos en juego? Global AA21, AA26 y AA46.

¿Cuál es el monto total que se está renegociando? La negociación involucra 66.000 millones (20% del PBI argentino).

¿Qué implica para los tenedores de bonos entrar en default? Los tenedores de estos bonos cuentan legalmente con el derecho a litigar en los tribunales de Nueva York.

¿Cómo podrían iniciar las acciones legales? Los bonistas deben reunir al menos el 25% del capital de esos bonos para pedir legalmente una aceleración de sus acreencias

¿Por qué se mantiene el optimismo pese a entrar en default? Porque se cree que los bonistas pretender llegar a un arreglo en una negociación más que en un juicio. Además pudieron hacer lo mismo con la provincia de Buenos Aires y no lo hicieron.

¿Quiénes son los acreedores? El Bondholders Group (Blackrock, Ashmore, Fidelity y T Rowe Price, entre otros) el Bondholders Group (bonistas Argentina Creditor Committe y los fondos Fintech y Gramercy) y el Exchange Bondholders Group (fondos HBK, Monarch, Oaktree, Pharo, Redwood y VR).

¿Existen otros riesgos para la Argentina? Sí, y son los «seguros contra default» que suelen estar en manos de fondos especulativos y que se benefician si el país no logra afrontar los pagos de los vencimientos.

¿Qué pasó con la oferta argentina? La propuesta de canje del ministro de Economía Martín Guzman planteaba una reducción de intereses del 62%, una quita del capital del 5,4% y tres años sin realizar pagos. Fue rechazada pero el gobierno argentino recibió tres contraofertas.

¿Qué se necesita para arribar un acuerdo? Que los tenedores de bonos de 21 series diferentes acepten la renegociación entre el 65% y el 85% de capital para forzar a aceptar las condiciones a los inversores minoritarios.